9 consejos para diseñar aplicaciones para relojes inteligentes

Los relojes inteligentes ofrecen un nuevo y prometedor punto de contacto con el cliente para los minoristas y las empresas de servicios financieros, pero cualquier esfuerzo exitoso para utilizarlos en su negocio dependerá en gran medida de tener un enfoque láser en la simplicidad y la utilidad del diseño de aplicaciones para Smartwatch.

Los relojes inteligentes, como el Apple Watch o el Moto 360 de Motorola, son cada vez más utilizados, aunque les queda un largo camino por recorrer antes de alcanzar el nivel de penetración de los smartphones.

Aun así, International Data Corporation (IDC) pronosticó recientemente que se enviarán 34,3 millones de relojes inteligentes en 2016, una cifra que estima que crecerá hasta los 88,3 millones en 2019, a medida que los consumidores se sientan más cómodos con esta tecnología.

A continuación, algunos aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de crear aplicaciones para relojes inteligentes:

Ergonomía

Que un reloj no tenga que sacarse del bolsillo o del bolso no significa que sea más fácil de usar. Los usuarios tienen que levantar el brazo y girar la muñeca sólo para ver un reloj.

Si el usuario tiene que interactuar con una aplicación, tiene que estirar el brazo por todo el cuerpo. Estos movimientos físicos pueden ser agotadores si tienen que hacerse durante más de unos segundos.

Cuando se diseñan aplicaciones para relojes inteligentes, hay que probarlas en dispositivos reales para ver cuál es el coste físico de cualquier interacción.

Seguir las directrices de diseño de la plataforma

Los creadores de Android Wear y watchOS de Apple tienen patrones de diseño de interfaz de usuario e interacción bien documentados.

Recuerda que tu objetivo es tener una app que funcione bien y sea fácil de usar, así que ayuda a tus usuarios aprovechando las convenciones de diseño e interacción que ya reconocen.

Gestos: Debes esforzarte por utilizar gestos sencillos y memorables en las aplicaciones para relojes inteligentes. Apóyate en los gestos ya integrados en el sistema operativo del reloj, ya que los usuarios estarán familiarizados con ellos por otras aplicaciones.

Aunque la creación de gestos nuevos y novedosos puede hacer que una aplicación sea más atractiva en un teléfono inteligente, el factor de forma de un reloj requiere simplicidad y memorización más que cualquier otra cosa.

Aproveche la recuperación de errores

Si tu aplicación permite a los usuarios borrar algo, asegúrate de que haya una forma fácil de recuperarse de cualquier error.

Es demasiado fácil rozar accidentalmente la pantalla del reloj y borrar una alerta que el usuario puede necesitar realmente.

La función de deshacer del Gmail de Google para escritorio y smartphones es un buen ejemplo de cómo permitir a los usuarios recuperarse rápidamente de un error. Pero tendrás que usar tu criterio a la hora de implementar la recuperación de errores porque demasiadas cancelaciones son tan malas como ninguna.

Haga que el contenido sea escaneable

Sólo muestre contenidos que puedan ser leídos y comprendidos en pocos segundos.

Los contenidos que tardan más en procesarse y actuar pueden provocar algunos de los problemas ergonómicos mencionados anteriormente.

Considere la posibilidad de una funcionalidad independiente: Si una aplicación de reloj está vinculada a una aplicación de smartphone que ofrece funciones como el canje de puntos de recompensa o la realización de pagos móviles, éstas deben ser totalmente compatibles con la aplicación de reloj.

Imagínese la frustración de un cliente si recibe una alerta del reloj en un establecimiento minorista georreferenciado que le dice que tiene que sacar el teléfono para canjear puntos, escanear cupones o hacer compras.

Si el único objetivo de una aplicación es mostrar mensajes o alertas, muestre todo el contenido en el reloj. No hay que provocar al usuario y hacerle sacar el teléfono para ver el mensaje completo.

A medida que los relojes inteligentes se vuelvan más autónomos en el futuro, con capacidades Wi-Fi o planes de datos independientes, este enfoque del diseño de las funciones será esencial para el éxito de las aplicaciones.

No hay que pensar en un reloj como un pequeño smartphone

Aunque es importante que las experiencias de los relojes sean lo más completas posible, no hay que cometer el error de intentar reproducir toda la funcionalidad de la aplicación de un smartphone en una pantalla más pequeña.

Mantenga sus casos de uso simples y centrados. De lo contrario, sólo conseguirás frustrar a tus usuarios y puede que acaben borrando tu aplicación.

Sea juicioso en el uso de las alertas: Dado que la mayoría de los relojes inteligentes utilizan vibraciones o tonos como forma principal de atraer la atención de los usuarios, sea prudente en cuanto a la frecuencia con la que desea alertarlos.

Algunos consumidores pueden estar de acuerdo con recibir alertas por cada mensaje de Facebook que reciben, pero puede que no quieran esa misma frecuencia de su aplicación.

Deja un comentario